Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.

¿Qué ventanas aíslan más?

Aislamiento, sin manipulación.

Aislamiento térmico sin manipulación.

Este factor es de gran relevancia en la elección de una ventana, pero también es el que, con mayor frivolidad, se está manipulando para confundir y “engañar” al consumidor. De hecho, para medir el aislamiento térmico de una ventana se utiliza exclusivamente la “transmitancia térmica”, uno de los factores que mide la capacidad aislante de un elemento constructivo.

¿Qué ventanas aíslan más?

Desde hace varios años, el consumidor está siendo bombardeado con datos relativos al factor de transmitancia térmica del perfil, como si éste fuera mucho más decisivo de lo que en realidad es, y se manipula la influencia que tiene de la siguiente manera:

  1. Una ventana se compone de marco y vidrio. El vidrio es la parte acristalada, mientras que el marco es el resto. Para saber si una ventana es más o menos aislante, aunque tomemos como referencia los valores de transmitancia del marco, deberíamos analizarla como el conjunto que es, pues nadie instala una ventana sin vidrio, ¿verdad?
  2. Esto es continuamente manipulado por los fabricantes de PVC, que comparan únicamente la transmitancia del marco, y no del conjunto. ¿Resultado? Las comparativas así realizadas destacan la diferencia entre un plástico como el PVC y un metal como el aluminio, y hacen ver que el supuesto ahorro del marco es igual al ahorro total de la ventana.
  3. ¿Por qué no realizan el cálculo en conjunto? Pues muy sencillo, porque al introducir el vidrio, el cual ocupa prácticamente el 80% de la ventana, el supuesto ahorro debido a la transmitancia solo supone un 20% cuando cambiamos los marcos.
  4. En ese 20% es donde se deben comparar los materiales. Recurriendo a un símil futbolístico, afirman que el ahorro se produce en todo el campo de fútbol y, de producirse, sería sólo en una parte del área pequeña.
  5. Por otra parte, nunca se comparan ventanas de aluminio con RPT (Rotura de Puente Térmico) que son las que el profesional recomendará en caso de que la ubicación de la vivienda, orientación de la fachada y el resto de necesidades hagan necesario un marco de elevadas prestaciones.
  6. Cuando esa falsa ventaja desaparece, entran en juego otros factores determinantes como la calidad, la duración, la resistencia, la estética, la seguridad, el reciclado, etc., donde el plástico siempre pierde.

Conclusión

Si analizamos el aislamiento de una ventana, teniendo en cuenta el conjunto (marco y vidrio), el aluminio con RPT obtiene datos prácticamente iguales a otros materiales, y por lo tanto, la diferencia en el ahorro de consumo energético que se consigue al instalar una ventana con marcos de uno u otro material es insignificante, casi inexistente (ver el estudio "La Influencia del marco de la ventana en la calificación energética de los edificios", disponible en el apartado Referencias y Bibliografía de esta web).

¿Qué ventanas aíslan más?

Aislamiento acústico.

Las ventanas de aluminio consiguen un aislamiento acústico prácticamente igual a las ventanas de otros materiales pero, con una ventaja, el aluminio se mantendrá inalterable a lo largo de los años, y por lo tanto sus valores también lo harán, mientras que otros materiales sufren con el tiempo deformaciones y alteraciones